Procesión del Cristo de Becerra en Viernes Santo.

En plena celebración del Triduo Pascual, los Heraldos del Evangelio han tenido el honor de participar, un año más, en la solemne procesión al Cristo Yacente de Gaspar Becerra a través del claustro bajo del Monasterio de las Descalzas Reales. Esta cita obligada de la Semana Santa madrileña se desarrolla en la tarde del Viernes Santo y tiene como escenario uno de los enclaves más bellos de nuestra capital, el claustro del mencionado monasterio, fundado por Doña Juana de Austria, hermana del rey Felipe II.

Si bien la climatología estuvo dominada por una lluvia incesante, esto no fue impedimento para que gran cantidad de fieles devotos se congregaran en la bellísima iglesia del monasterio con intención de acompañar a Nuestro Señor, flagelado y muerto por nuestros pecados, y meditando sobre ese inmenso amor que Él nos demuestra a pesar de nuestras miserias y nuestras ingratitudes.

La talla del Cristo Yacente está realizada en madera policromada y data del siglo XVI. En uno de sus costados, contiene un sagrario donde es expuesto el Santísimo, haciendo de esta procesión la única en el mundo en que Cristo es portado muerto y vivo a la vez. Este privilegio procede de una Bula Papal que fue otorgada en 1559, año en que fue fundado el monasterio.

Los Heraldos del Evangelio son los encargados de trasladar el Cristo desde el enclave del monasterio en que se encuentra habitualmente, introduciéndolo en el templo con gran solemnidad. Una vez descubierto y situado en su lugar, las palabras del sacerdote celebrante de los Oficios de Viernes Santo, nos invitaron a acompañar a Nuestro Señor con nuestra oración y nuestro silencio. Este silencio que caracterizó a Jesucristo durante su amarga Pasión, el silencio del justo que no se defiende de la injusticia que se comete contra Él, y que debe servirnos como ejemplo a nosotros, a quienes tanto nos cuesta callar aunque no nos asista la razón. Y es también el silencio de la Santísima Virgen ante el dolor de Su Hijo. Esta es la gran lección que debemos extraer de su actitud y de esta procesión de Viernes Santo: el silencio no es inútil para el cristiano. De la misma forma que el sufrimiento no es inútil, sino prueba de un amor que llega hasta el extremo.

Una vez pronunciada esta reflexión, dio comienzo la procesión del Cristo Yacente bajo palio a través del claustro, que es decorado para la ocasión con tapices de Rubens que integran la colección “El triunfo de la Eucaristía”, obsequio de la infanta Isabel Clara Eugenia al monasterio. El discurrir se realiza a los sones de los motetes que fueron compuestos para la ocasión por nuestro insigne polifonista Tomás Luis de Victoria, y que suenan a música celestial en las voces de las Religiosas Franciscanas que habitan el monasterio.

Una vez concluido el recorrido por el claustro, el Cristo regresa al interior del templo y es de nuevo expuesto en el lugar inicial para ser venerado por todos los fieles, y bajo la mirada de Su Dolorosa Madre, representada en una magnífica talla de Pedro de Mena que data del siglo XVII. Es el momento en que comienza el discurrir lento y sentido de los devotos que quieren acompañar a la Madre y al Hijo muerto, en una escena que nos retrotrae en el tiempo a aquella España católica de antaño en la que el Espíritu Santo caló tan hondo durante siglos que hizo posible que toda la vida girase en torno a la fe. Constituye una escena que debemos vivir con fervor y admiración porque es una manera de acelerar el triunfo del Inmaculado Corazón de María.

Tal como expresó el Profesor Plinio Correa de Oliveira: “Cuando los pueblos avanzan en el vértigo de la modernidad y sienten miedo, se apoyan en la tradición”. En medio de la vorágine de este mundo habitualmente hostil, nada hay mejor que vivir nuestra fe católica agarrándonos a la tradición de nuestra Semana Santa. Pidamos, pues, a Nuestra Señora su intercesión para que nos sea concedida la gracia del fervor, contribuyendo al resurgimiento de nuestra fe y nuestra tradición.

Compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter