La devoción de los Primeros Sábados de mes

Vivimos tiempos convulsos en los que la fe parece haberse diluido y las ofensas a Nuestra Señora se propagan a gran velocidad. El Inmaculado Corazón de Nuestra Madre está cubierto de espinas, clavadas por la ingratitud y las blasfemias de los hombres. ¿Cómo no dolerse viendo a Nuestra Madre ofendida de este modo? ¿No es propio de buenos hijos reparar su dolor?

Origen de esta devoción

Fue precisamente Nuestra Señora quien, a través del Mensaje de Fátima, anunció que vendría a pedir la Comunión reparadora de los primeros sábados de mes, por ser el sábado el día en que tradicionalmente se honraba a la Santísima Virgen desde siglos atrás. Hubo que esperar al día 10 de diciembre de 1925, para que se cumpliera aquel anuncio, teniendo ello lugar en el monasterio de Santa Dorotea, en Tuy (Pontevedra),  donde se encontraba Sor Lucía, quien junto a sus primos Francisco y Jacinta, había tenido la dicha de ser testigo de las visiones marianas en Fátima. Fue así como la Santísima Virgen le pidió la institución de la devoción de los cinco Primeros Sábados de mes como modo de reparar las ofensas contra su Inmaculado Corazón. Continuar leyendo “La devoción de los Primeros Sábados de mes”