Obispos de España llaman al compromiso cristiano y a una caridad transformadora

Compromiso Cristiano y una Caridad transformadora

Los prelados miembros de la Comisión Episcopal de Pastoral Social han hecho público el mensaje para el Día de la Caridad que se celebrará el 3 de junio en la Solemnidad del Corpus Christi.
Madrid (Jueves, 17-05-2018, Gaudium Press) El próximo 3 de junio, en la Solemnidad del Corpus Christi, la Iglesia en España celebrará el Día de la Caridad; evento que este año llevará por lema “Compromiso social y caridad transformadora”, y tiene lugar en unión con la campaña institucional de Cáritas con el tema “Tu compromiso mejora el mundo”.
Con motivo de esta jornada, los Obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española, han hecho público un mensaje en el que llaman a los fieles a entrar en el misterio de la Eucaristía, para así configurarse en la vida de Jesucristo, y vivir el compromiso cristiano. Continuar leyendo “Obispos de España llaman al compromiso cristiano y a una caridad transformadora”

Heraldos del Evangelio

Blason

¿QUIENES SOMOS?

Los Heraldos del Evangelio son una Asociación Internacional de Fieles de Derecho Pontificio fundada por Mons. Juan Clá Dias, la primera a ser erigida por la Santa Sede en el tercer milenio, en el pontificado de San Juan Pablo II, acontecimiento que se realizó por ocasión de la fiesta litúrgica de la Cátedra de San Pedro el 22 de febrero de 2001.

Continuar leyendo “Heraldos del Evangelio”

San Martín l

San Martin I Papa
San Martín l papa
Publicado 2018/04/13
Autor : Catholic.net

 

Papa y Mártir, Abril 13
Oriundo de Todi y diácono de la Iglesia romana, Martín fue elegido Papa para suceder al Papa Teodoro, muerto el 13 de mayo del 649. 
Inmediatamente demostró mucha firmeza en la conducción de la Iglesia. En efecto, no pidió ni esperó el consentimiento para su elección por parte del emperador Constante II que un año antes había promulgado el Tipo, un documento en defensa de la tesis herética de los monotelitas. Para acabar con la difusión de esta herejía, a los tres meses de su elección, el Papa Martín convocó en la basílica lateranense un gran concilio, al que fueron invitados todos los obispos de Occidente. 
La condena de todos los escritos monotelitas, decretada en las cinco solemnes sesiones conciliares, suscitó la furiosa reacción de la corte bizantina. El emperador ordenó al exarca de Rávena, Olimpio, que fuera a Roma y arrestara al Papa. Olimpio no sólo se propuso cumplir las órdenes imperiales, sino que trató de asesinar al Papa por medio de un sicario durante la celebración de la misa en Santa María Mayor.

 

 

 

En el momento de recibir la Hostia de manos del Pontífice, el vil sicario sacó el puñal, pero en ese momento quedó repentinamente ciego.

 

 

Probablemente este hecho convenció a Olimpio de cambiar de actitud y a reconciliarse con el santo Pontífice y a proyectar una lucha armada contra Constantinopla. En el 653, muerto Olimpio de peste, el emperador pudo llevar a cabo su venganza, haciendo arrestar al Papa por medio del nuevo exarca de Rávena, Teodoro Caliopa.

 

 

Martín, acusado de haberse apoderado ilegalmente del alto cargo pontificio y de haber tramado con Olimpio contra Constantinopla, fue llevado por mar a la ciudad del Bósforo. El largo viaje, que duró quince meses, fue el comienzo de un cruel martirio. Durante las numerosas escalas no se permitió a ninguno de los fieles que salieron a saludar al Papa que se acercaran a él. Al prisionero no se le daba ni siquiera el agua para bañarse. EL 17 de septiembre del 654 llegó a Constantinopla, fue colocado en una camilla y expu

 

 esto durante todo un día a los insultos del pueblo, y después lo encerraron durante tres meses en la cárcel Prandiaria. Después comenzó un largo y extenuante proceso, durante el cual fueron tales las sedicias que le hicieron murmurar al imputado: “Hagan de mí lo que quieran; cualquier clase de muerte será un bien para mí”. 

 

 

 

Degradado públicamente, desnudo y expuesto a los rigores del frío, encadenado, fue encerrado en la celda reservada a los condenados a muerte. El 26 de marzo del 655 lo hicieron partir secretamente para el destierro en Crimea. Sufrió el hambre y padeció en el abandono más absoluto durante cuatro meses más, hasta cuando la muerte le llegó, agotado en el cuerpo pero no en la voluntad, el 16 de septiembre del 655.

 

 

Monotelismo: Es una herejía en la que se aceptaba las dos naturalezas de Jesús, pero tan sólo una voluntad: la divina.

 

http://es.arautos.org/view/lastLeaf/479-Santo